Siempre he admirado a esas mamás y abuelas que con tanto amor e ilusión preparan el ajuar del bebé que está en camino.Desde la eleccion del color, la textura de la lana o la tela. Que no falten moñitos y puntillas si va ser niña y también las rositas rococó. Los celestes para el niño. Todo es magia, dulzura y ensueño... cada cosa pareciera tener vida propia, un fin, un deseo... nueve meses para esperar y preparar lo que lucirá el bebé. Y la gran satisfacción de que en esas prendas va todo nuestro amor... que lo envolverá y cobijará. Simplemente amor de mamá, abuela, tia, madrina y como no de las vecinas. Tradición que se fué perdiendo, ahora es mas simple comprarlo hecho, pero si tenes la posibilidad por minima que sea... experimenta el placer de hacer algo con tus propias manos para ese ser que colmará tu vida.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Exelente noticia


Quiero contarles que mi amig@Merche ha tenido una idea genial.Ha creado un blog para y dedicado a los niños,siii a los pequeeeeeeeessssss
con ese alma de abuela y su dulzura caracteristica Merche nos lleva a un mundo de cuentos, fabulas, adivinanzas y muchas cosas mas... Felicitaciones por tan brillante idea!!!

2 comentarios:

  1. Gracias Pety, por tan lindas palabras

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Merche por tanta dulzura....Besote

    ResponderEliminar